New team members for our NY city office
22/02/2012
¿Quieres saber en qué consisten los implantes dentales?
19/04/2012

Odontología general

Para la salud dental de toda la familia Los profesionales recomendan visitar a un dentista una o dos veces al año, dependiendo del estado de los dientes. Gracias a estas revisiones, se pueden prevenir la gran mayoría de las patologías y mantener así una buena salud bucal.Para la salud dental de toda la familia Los profesionales recomendan visitar a un dentista una o dos veces al año, dependiendo del estado de los dientes. Gracias a estas revisiones, se pueden prevenir la gran mayoría de las patologías y mantener así una buena salud bucal.Para la salud dental de toda la familia Los profesionales recomendan visitar a un dentista una o dos veces al año, dependiendo del estado de los dientes. Gracias a estas revisiones, se pueden prevenir la gran mayoría de las patologías y mantener así una buena salud bucal.

Los profesionales recomendan visitar a un dentista una o dos veces al año, dependiendo del estado de los dientes. Gracias a estas revisiones, se pueden prevenir la gran mayoría de las patologías y mantener así una buena salud bucal.

No esperes al dolor para ir al dentista

El dentista puede ahorrarnos el tormento del dolor y la pérdida de dientes. Con la colaboración del paciente, el especialista intenta contrarrestar los efectos de la placa, una fina película de bacterias que se pega a los dientes. Las bacterias se alimentan y multiplican gracias a las partículas de comida; transforman el azúcar en ácidos que atacan el esmalte dental y hacen que se vuelva poroso. Con el tiempo, se produce la caries cuando el esmalte poroso se desmorona y origina una cavidad o agujero. En esta etapa no hay malestar, pero cuando la infección llega a la cavidad pulpar del diente, suele presentarse un dolor agudo.

Las bacterias que forman la placa tienen otro modo de atormentarnos. Si no se elimina bien mediante cepillado, la placa se endurece y forma un depósito calcificado llamado cálculo, o sarro, que puede hacer que las encías se inflamen y se separen de los dientes formando un hueco donde se acumulan restos de comida, un festín para las bacterias que pueden infectar las encías.

Te ayudamos a mantener tus dientes sanos y fuertes

Es posible controlar este problema con ayuda del dentista, pero si no se busca tratamiento, el tejido que sostiene los dientes puede quedar tan dañado que estos lleguen a caerse. Se pierden más dientes por esta causa que por la caries.

Los especialistas recomiendan someterse a revisiones una o dos veces al año, dependiendo del estado de los dientes. Durante la revisión es probable que el dentista tome algunas radiografías y examine cuidadosamente la dentadura para ver si hay caries. Valiéndose de un anestésico local y un torno de alta velocidad, por lo general puede empastar las cavidades que encuentra sin causar dolor al paciente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *