La diabetes puede afectar a tu salud bucal

Nuevo vídeo de presentación
12/05/2016
Nuestro aniversario
15/11/2016

La diabetes puede afectar a tu salud bucal

Hoy 14 de noviembre, día mundial de la Diabetes, desde la Clínica Dental Paula Vidal en Gandía, queremos ayudar a conocer un poco más sobre los efectos de esta enfermedad en la salud bucal y lo que podemos hacer para prevenirlos.

La diabetes puede causar problemas graves en la boca. Después de leer este artículo tendrá más información para qué hacer para evitarlos.

Si usted tiene diabetes, asegúrese de cuidar su salud oral. Las personas con diabetes corren el riesgo de tener infecciones en la boca, en particular, enfermedad de las encías (también llamada enfermedad periodontal). Esta enfermedad puede dañar las encías y el hueso que sostiene a los dientes en su lugar, lo que también puede hacerle doloroso masticar. Algunas personas con enfermedad grave de las encías pierden los dientes. Además, la enfermedad de las encías también podría dificultarle el control de la glucosa (azúcar) en la sangre.

Otros problemas que la diabetes puede causar son sequedad en la boca y una infección por hongos llamada muguet o candidiasis oral. La sequedad en la boca ocurre cuando no hay suficiente saliva (el líquido que mantiene la boca húmeda). La diabetes también puede aumentar el nivel de glucosa en la saliva. La combinación de estos problemas podría llevar a que se desarrolle muguet, que se presenta como placas blanquecinas y dolorosas en la boca.

Si usted no mantiene su diabetes bajo control, será más propenso a desarrollar problemas de la boca. Lo bueno es que usted puede mantener los dientes y las encías saludables. Para ayudar a prevenir los problemas graves en la boca, controle su nivel de glucosa en la sangre, cepíllese los dientes y use la seda dental todos los días, y visite al dentista regularmente.

Para evitar los efectos dañinos de la diabetes en su salud bucal, tome las siguientes medidas:
– Controle su nivel de glucosa en la sangre.
– Cepíllese los dientes y use seda dental todos los días.
– Acuda a nuestra consulta regularmente. No se olvide de decirnos que usted tiene diabetes.
– Infórmenos si su dentadura postiza no le resulta cómoda o si le duelen las encías.
– Si fuma, ¡deje de hacerlo! Fumar empeora la enfermedad de las encías. Podemos ayudarlo a dejar de fumar.
– Tome unos minutos para inspeccionarse la boca regularmente y así identificar cualquier problema que pueda tener. Es posible que note que las encías le sangran al cepillarse los dientes o al pasarse la seda dental. También puede tener sequedad, dolor, placas blanquecinas o un mal sabor en la boca. Cualquiera de estos malestares justifica una visita a nuestra consulta.

Recuerde, el control adecuado de la glucosa en la sangre le ayudará a prevenir problemas en la boca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *